Complementos para articulaciones y tendones más sanos. Qué suplementos tomar para los dolores articulares e inflamación severa.

Los dolores de las articulaciones y los tendones son quizás el problema más común entre los deportistas. A menudo este tema también afecta y personas que no entrenan, pero su rutina diaria está relacionada con actividad física. También sabemos de quienes se mueven muy poco. La falta de movimiento a menudo conduce a debilidad y distorsiones, que son signos de inflamacion y dolor de aticulaciones.

El mercado esta inundado de complementos dieteticos para este tipo de problema. Sus fabricantes afirman que sus productos hacen maravillas y que poseen efectos inmediatos. Los más populares son la glucosamina, la condroitina y el metilsulfonilmetano. Pero, ¿estas sustancias realmente funcionan? ¿Podemos comparar su efecto con el de los farmacos? Vamos a intentar responder a estas preguntas  mas abajo. Veamos de que suplementos nutricionales puedes sacar el máximo provecho en el tratamiento de articulaciones y tendones problemáticos.

¿Qué nos ofrece el mercado?

Sin lugar a dudas, el rey de los complementos para articulaciones es la glucosamina.  Y como tal, se encuentra en casi todos los productos para articulaciones. Normalmente se mescla con condroitina y metilsulfonilmetano. Podemos encontrar sulfato de glucosamina pero tambien clorhidrato de glucosamina (HCI)  como la forma menos efectiva y barata.

Suplementos con efecto comprobado.

Sulfato de glucosamina

Se dice que la glucosamina es el complemento más eficaz contra la inflamación en las articulaciones y el tratamiento de la osteoartritis.

¿Es realmente así?

A pesar de docenas de estudios, no se puede decir que la glucosamina es extremadamente eficiaz. La glucosamina no se puede comparar con los medicamentos antiinflamatorios, pero podemos afirmar que tiene algún efecto. Un extenso análisis sugiere que la glucosamina tiene un leve efecto antiinflamatorio, pero su mayor virtud es la disminución del deterioro en casos de osteoartritis. Este hecho la convierte en una muy buena opción en combinaciónes con otras sustancias.

Se ha encontrado que la glucosamina es más efectiva en dosis altas de 1500-3000 mg por día y en ingesta a largo plazo (más de 6 meses). Nuestra recomendación es el sulfato de glucosamina. Esta forma se absorbe mucho mejor  y es más efectiva que el clorhidrato de glucosamina.

Boswellia serrata

Boswellia es un producto a base de hierbas. En realidad, es una resina de arbol y se ha utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica tradicional para tratar dolores de articulaciones.

Boswellia tiene un efecto analgésico y reduce los síntomas en la osteoartritis. En esta etapa, no hay pruebas suficientes y no se recomienda para la artritis reumatoide. Además de aliviar el dolor,la boswellia mejora la movilidad y la elasticidad de las rodillas, así como regula moderadamente la hinchazón.

Ayurveda recomienda tomar boswellia con cúrcuma.
La dosis diaria recomendada de extracto concentrado es de 250 mg, una o dos veces al dia con alimentos.

Curcumina

La curcumina es el principal ingrediente activo en la especie cúrcuma y se caracteriza por sus poderosas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. La curcumina suprime las enzimas ciclooxigenasa  (COX), lo que reduce los procesos inflamatorios en el cuerpo. No es casualidad que a menudo se compara el efecto de la curcumina con el de los antiinflamatorios no esteroides , AINE.

Las pruebas muestran que el uso de curcumina por personas con osteoartritis reduce significativamente el dolor y mejora la movilidad articular. El efecto de la curcumina es tan fuerte que se puede comparar con algunos medicamentos. Vale la pena mencionar que se observan resultados positivos en la osteoartritis y no es seguro que  ayude con otros tipos de dolor en las articulaciones.

La dosis diaria recomendada de curcumina es de 500 mg una o dos veces al día. Debido al hecho de que la curcumina no se absorbe facilmente en el tracto intestinal, se recomienda combinarla con pimienta negra, lo que mejora la absorción drásticamente.

Aceite de pescado

El aceite de pescado es el suplemento nutricional más popular. Es rico en ácidos grasos omega-3, EPA y DHA y es conocido por su efecto antiinflamatorio.

Tomar solamnete aceite de pescado no es adecuado para enfermedades como la osteoartritis y la artritis reumatoide. En estos casos, se puede utilizar como parte de una terapia más amplia. Sin embargo, el aceite de pescado se recomienda para el dolor común en las articulaciones, acosiado con sobrecarga y fatiga. Se cree que tomando dosis altas de 10 gramos por día de aceite estandarizado se puede aliviar incluso un dolor más intenso.

Para uso profiláctico, se recomiendan al menos 1200 mg de EPA y DHA combinados, equivalentes a 4 gramos de aceite de pescado estandarizado. Para atletas la dosis debe ser de al menos 3000 mg (10 gramos de aceite).

Vitamina C

Aunque la vitamina C no es un producto tipico paa aliviar dolores de articulaciones, la vamos a poner en esta categoria por su efectividad como terapia complementaria.

La vitamina C no tiene ningún efecto directo sobre el dolor y el tratamiento de la osteoartritis. Sin embargo se ha descubiero que la vitamina C reduce la proteína C reactiva y es eficaz en la prevención del síndrome de dolor regional complejo. La vitamina C también participa en la formación de colágeno, que a la larga también puede tener beneficios en la prevención de dolores y enfermedades articulares.

La dosis diaria recomendada de vitamina C varía entre 500 y 1000 mg.

SAMe

La SAM (S-adenosil metionina) es uno de los complementos más populares para la prevención de la osteoartritis. En un estudio muy amplio en pacientes con osteoartritis de rodilla y muslo se ha usado una dosis diaria de 1200 mg de SAM durante 30 días. Se ha observado mejora en la condición fisica,  por ejemplo poder levantarse mas facil despues de estar sentado, reduce las limitaciones en moverse y el dolor. Después del decimoquinto día los resultados siguen mejorando.

La SAMe demuestra resultados similares a los de los medicamentos no esteroideos antiinflamatorios  y otros medicamentos, pero el efecto es más lento y se empieza a notar e después de 30 días de uso.

La dosis diaria recomendada varía entre 600 y 1200 mg.

Suplementos con potencial alto.

Pycnogenol

Pycnogenol es un extracto de corteza de pino patentado que contiene 65-75% de procianidinas. Los mismos ingredientes activos contienen el té verde, las semillas de uva y el cacao.

Hay varios estudios que destacan  las cualidades prometedoras del picnogenol.

Se ha encontrado que el extracto mejora significativamente la hinchazón en el área de las articulaciones debido a su capacidad para mejorar el flujo sanguíneo. Su efectividad es similar a la del extracto de castaño de indias, que se considera un suplemento de referencia para el tratamiento de hinchazon  y varices.

Pycnogenol también mejora todos los síntomas de la osteoartritis, incluido el dolor y limitaciones de movimiento despues de una ingesta prolongada de 90 días. La investigación aún es limitada, pero las pruebas realizadas hasta el momento son independientes y extremadamente prometedoras.

 

Colágeno Tipo 2

El colágeno tipo 2 es un tipo de péptido y es un bloque de construcción del cartílago articular. La administración oral de colágeno conduce a la supresión de la respuesta autoinmune y al efecto antiinflamatorio.

En pruebas preliminares, el colágeno tipo 2 suprime con éxito el dolor y mejora la movilidad tanto en la osteoartritis como en la artritis reumatoide. También hay una disminución en los marcadores inflamatorios como la proteína C reactiva.

Vale la pena mencionar que se necesitan pruebas adicionales para confirmar el efecto del colágeno, pero lo que se ha demostrado hasta ahora es de alto potencial y, lo más probable, el colágeno de Tipo 2 será uno de los mejores suplementos para el dolor articular.

La dosis diaria recomendada de colágeno tipo 2 es de 60 mg. Hay sugerencias de que 10 gramos de colágeno hidrolizado (Tipo 1) tendrían un efecto similar.

Cissus quadrangularis

Cisus es una hierba usada en la medicina tradicional para combatir el dolor articular y mejorar el crecimiento óseo. La hierba es ampliamente utilizada por deportistas para tratar problemas en las articulaciones. Los estudios realizados de momento muestran resultados muy  prometedores.

Hay estudios serios en animales que muestran un poderoso efecto antiinflamatorio en roedores, pero hasta el momento hay solo un estudio en humanos. Se ha encontrado que el uso de Cissus en atletas reduce el dolor en las articulaciones causado por sobrecarga muscular. Es necesaria investigación mas profunda  sobre su efecto en general y los mecanismos de acción.

La dosificacion optima es de 3200 mg.

¿Qué complementos populares tienen un efecto dudoso?

Sulfato de condroitina

La condroitina es el segundo complemento más popular para las articulaciones despues de la glucosamina y siempre se recomienda en combinación con ella.

Una revisión detallada de la investigación y los metaanálisis encontraron que todos los resultados que mostraban su alta eficacia, eran poco confiables. Los estudios más serios no encontraron un efecto positivo de la condroitina ni por sí misma, ni en combinacion con glucosamina.

Aunque varias personas comentan un efecto positivo de la condroitina, la literatura científica no respalda estos resultados y estamos más dispuestos a aceptarlos como placebo.

Metilsulfonilmetano

El MSM también es un complemento popular para articulaciones y a menudo se combina con glucosamina. Entre los mitos comunes sobre el MSM son el efecto antiinflamatorio, la mejora de la elasticidad o la mejor absorbcion de la glucosamina.

Hay un estudio que demustra  que el MSM reduce con éxito los síntomas en la osteoartritis. El efecto es extremadamente moderado y cercano al del sulfato de glucosamina. En esta etapa, creemos que un estudio no es suficiente y en caso que el MSM tenga algun efecto, este msimo no es muy significativo. De momento lo colocamos en la lista de complementos ineficaces.

Conclusión general sobre la efectividad de los complementos para articulaciones.

La ciencia está intentando de dar una respuesta más precisa sobre la efectividad de algunos suplementos nutricionales para el tratamiento de articulaciones, mejor dicho  la osteoartritis.

En un reciente metaanálisis se compararon los resultados de 63 estudios sobre 19 suplementos alimenticios diferentes con 10 265 participantes. La edad promedio de los participantes fue de 48 a 69 años y se observaron efectos a corto y largo plazo.

Hay cuatro resultados principales:

Dolor

Funcionalidad fisica

Uso de analgésicos

Calidad de vida

Los resultados del metaanálisis son más que interesantes. 9 suplementos muestran resultados del tratamiento del dolor, estadísticamente significativos y 7 suplementos mejoran las funciones motoras, pero solo a corto plazo. El criterio para la efectividad de cada suplemento es la importancia estadística del resultado y la calidad del proceso de demostracion en la investigación.

El complemento más efectivo para la mejora a corto plazo del movimiento articular es boselia y el mejor analgésico es el extracto de cúrcuma. Sorprendentemente resulta la acción del picnogenol, que se encuentra junto a otros suplementos efectivos y ha merecido su lugar en nuestras recomendaciones. El Pycnogenol es eficaz en ambas: supresión del dolor y movimiento mejorado.

La glucosamina también muestra un efecto positivo, pero la ciencia aún no ha demostrado definitivamente su efectividad. En gran medida, su eficacia está vinculada a la combinación con otras sustancias y el tiempo de uso.

¿Qué combinación debemos elegir?

Es difícil lograr resultados serios con un complemento solo y por lo tanto te recomendamos la combinación de varios. Te ofreceremos varias posibilidades dependiendo de tus objetivos.

Para fines puramente deportivos, nuestra recomendación es la siguiente:

Sulfato de glucosamina – 1500 mg al día;

Cisus – 3200 mg al día;

Aceite de pescado – 10 gramos por día o 3000 mg de EPA + DHA.

Si quieres prevención y no haces ejercicios:

Sulfato de glucosamina – 1500 mg al día;

Aceite de pescado – 5 gramos por día o 1500 mg de EPA + DHA;

Vitamina C – 500 mg al día.

Para la osteoartritis – Opción 1:

Sulfato de glucosamina – 3000 mg al día;

Curcumina – 500 mg al día;

Bossvelia – 250 mg al día;

Para la osteoartritis – Opción 2:

Colágeno tipo 2 – 60 mg al día;

SAMe – 600-1200 mg al día.

Lo más importante que debes saber es que estos son complementos alimenticios. Nunca puede esperar de los suplementos un tratamiento, sino son solo ayuda para contraatacar los síntomas o para prevenir. A menudo se recomienda combinar suplementos con medicamentos en estados de enfermedad, por lo que recomendamos la consulta obligatoria con un especialista en el campo correspondiente.

El artículo esta escrito por Desimir Petrov y usa fuentes –

  1. Ayurvedic medicine offers a good alternative to glucosamine and celecoxib in the treatment of symptomatic knee osteoarthritis: a randomized, double-blind, controlled equivalence drug trial.Chopra A1, Saluja M, Tillu G, Sarmukkaddam S, Venugopalan A, Narsimulu G, Handa R, Sumantran V, Raut A, Bichile L, Joshi K, Patwardhan B.
  2. Efficacy and safety of Curcuma domestica extracts in patients with knee osteoarthritis. Kuptniratsaikul V1, Thanakhumtorn S, Chinswangwatanakul P, Wattanamongkonsil L, Thamlikitkul
  3. Product-evaluation registry of Meriva®, a curcumin-phosphatidylcholine complex, for the complementary management of osteoarthritis. Belcaro G1, Cesarone MR, Dugall M, Pellegrini L, Ledda A, Grossi MG, Togni S, Appendino G.
  4. Clinical evaluation of Boswellia serrata (Shallaki) resin in the management of Sandhivata (osteoarthritis). Gupta PK1, Samarakoon SM, Chandola HM, Ravishankar B.
  5. A meta-analysis of the analgesic effects of omega-3 polyunsaturated fatty acid supplementation for inflammatory joint pain. Goldberg RJ1, Katz J.
  6. Vitamin C treatment reduces elevated C-reactive protein.Block G1, Jensen CD, Dalvi TB, Norkus EP, Hudes M, Crawford PB, Holland N, Fung EB, Schumacher L, Harmatz P.
  7. Comparative clinical trial of S-adenosylmethionine versus nabumetone for the treatment of knee osteoarthritis: an 8-week, multicenter, randomized, double-blind, double-dummy, Phase IV study in Korean patients. Kim J1, Lee EY, Koh EM, Cha HS, Yoo B, Lee CK, Lee YJ, Ryu H, Lee KH, Song YW.
  8. Effects of oral administration of type II collagen on rheumatoid arthritis. Trentham DE1, Dynesius-Trentham RA, Orav EJ, Combitchi D, Lorenzo C, Sewell KL, Hafler DA, Weiner HL.
  9. Cissus quadrangularis reduces joint pain in exercise-trained men: a pilot study. Bloomer RJ1, Farney TM, McCarthy CG, Lee SR.
  10. Efficacy of methylsulfonylmethane supplementation on osteoarthritis of the knee: a randomized controlled study. Debbi EM1, Agar G, Fichman G, Ziv YB, Kardosh R, Halperin N, Elbaz A, Beer Y, Debi R.
  11. Dietary supplements for treating osteoarthritis: a systematic review and meta-analysis. Liu X, Machado GC, Eyles JP, Ravi V, Hunter DJ.
  12. Comparative study of Venostasin and Pycnogenol in chronic venous insufficiency. Koch R
  13. Pycnogenol supplementation reduces pain and stiffness and improves physical function in adults with knee osteoarthritis, Reza Farida , Zahra Mirfeizia, Mahyar Mirheidaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *