Recolección y Destilación de Rosa Damascena

Se ha llamado a la Rosa, la “reina de las flores” por sus excelentes propiedades decorativas, medicinales y su agradable aroma. Desde los tiempos más remotos hasta la actualidad, su perfume sensual y seductor, dio lugar a que fuera la primera esencia floral en destilarse. La planta encontró las condiciones más favorables para crecer en el Valle de Kazanlak, convirtiéndose la Rosa, desde entonces, en el símbolo de Bulgaria, aunque históricamente, el cultivo de rosas era más antiguo por aquellas tierras, siendo ya famosa la rosa de Tracia.

Las temperaturas favorables durante el mes de Febrero, forman el botón de la rosa que florecerá en Mayo. En el Valle de Kazanlak, las plantaciones de rosas están favorecidas con la humedad y por el suelo silvestre arenoso y acanalado con fácil drenaje. La recolección dura aproximadamente un mes, desde el 15 de Mayo hasta el 15 de Junio, pero depende de las condiciones climáticas de la primavera. Cada mañana de madrugada, los recolectores van a los rosales y permanecen desde las 5 hasta las 10 de la mañana, recogiendo pétalos.

Método de extracción.

Es el único proceso que se realiza manualmente, ya que no existe máquina que pueda separar el pétalo del botón. Los pétalos recogidos se llevan a la fábrica donde mediante una destilación doble, se obtiene el famoso aceite de Bulgaria. Siguiendo el método primitivo, un alambique de cobre de 120 litros, se llena de 15 Kilos de pétalos de rosa y de 60 litros de agua. Después de hervir tres horas, de la mezcla se obtienen dos frascos de agua de rosas. Los frascos de 10 alambiques se juntan y se hierven por segunda vez. El resultado es un frasco de líquido concentrado en cuya superficie aparece el aceite de rosas. Mediante unos goteros especiales, el aceite se separa del agua. El proceso requiere un trabajo intenso, ya que para la producción de 1 kilo de aceite, se necesitan 3.000 (tres mil) kilos de pétalos de Rosa rosada (Damascena) de Kazanlak y/o 5000 (cinco mil) kilos de Rosa Alba. El precio medio actual de un kilo de aceite de rosas, es de unos 6000 (seis mil Euros). El aceite producido en Bulgaria es en el mundo el de mayor calidad, seguido por el producido en Turquía. El aceite de rosas de Bulgaria, es el preferido por las compañías de medicamentos o de productos cosméticos, por sus propiedades esenciales: larga duración y agradable y particular perfume.

Fuente: Revista de Salud Pública, (XVIII) 2:70-76, jun 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *