Suplementos para la prevención de la visión. ¿Pueden los suplementos nutricionales ser útiles para problemas oculares?

Los problemas de visión son cada vez más frecuentes hoy en día. Existen varias razones para esta tendencia, incluido el consumo de altas cantidades de azúcares y otros alimentos proinflamatorios. Así mismo la exposición diaria a luz solar fuerte y fuentes de luz atrifcial, incluyendo las bombillas comunes y las pantallas de dispositivos eléctricos como los teléfonos. , tabletas y ordenadores.

La pregunta principal que nos hacemos es: ¿es posible que los suplementos nutricionales puedan ayudar en la prevención o tratar algunos problemas oculares? Por esto mismo, analizaremos si la ingesta correcta de algunos suplementos  clave serviría para prevenir las aberraciones visuales.

Suplementos especializados  y para prevención general

De los muchos suplementos dietéticos conocidos, hay más de una docena que pueden ayudar de una u otra manera para la salud ocular y  la mejora de la visión. Cada uno de estos complementos funciona de una manera diferente y es por ello que primero vamos a clasificar los complementos.

En el primer grupo de complementos, pondremos aquellos que sirven como prevención general. Aquí están las vitaminas y minerales conocidos como la vitamina A (betacaroteno), vitamina E, vitamina C y el zinc. En esta categoría, podemos ubicar los ácidos grasos omega-3 y los poderosos antioxidantes del grupo carotenoide, como la luteína, la astaxantina y la zeaxantina.

En el segundo grupo pondremos estos suplementos nutricionales que están clínicamente probados o tienen un gran potencial en el tratamiento de ciertos problemas con los ojos o la vista. Estos suplementos pueden servir tanto para la prevención como para el tratamiento de los síntomas en algunas enfermedades oculares.

Suplementos  para la prevención general.

El uso de vitaminas, minerales, ácidos grasos y antioxidantes puede ayudar a mejorar la visión y puede usarse para el dolor, la fatiga y la irritación ocular y en caso de salud ocular afectada.

El Instituto Nacional del Ojo ha determinado la selección y las dosis de ciertos suplementos dietéticos en un estudio suyo de las enfermedades de los ojos relacionadas con el envejecimiento (AREDS). Los resultados indican que se requiere una ingesta diaria de 500 mg de vitamina C, 400 UI de vitamina E, 25,000 UI de betacaroteno y 8 mg de zinc para reducir el riesgo de pérdida de visión y para reducir la degeneración macular. El uso de estos suplementos nutricionales ayuda a la mayoría de las personas en las etapas tempranas y avanzadas de la degeneración macular. En teoría también pueden contribuir a la prevención general  de la salud ocular.
Los estudios siguientes indican que la toma de ácidos grasos omega-3, así como los antioxidantes zeaxantina y luteína, refuerzan aún más la prevención y el tratamiento de la degeneración macular. La astaxantina tiene un efecto antioxidante general a nivel del ADN y se acumula en los tejidos oftálmicos. Las dosis altas de astaxantina tienen un poderoso efecto protector sobre los tejidos oculares. La astaxantina mejora el flujo sanguíneo sin afectar la presión intraocular.

La luteína también es un pigmento ocular que se concentra en los tejidos del ojo. La ingesta de luteína aumenta la concentración de pigmento en el ojo y ayuda a mejorar el estado de degeneración macular en los ancianos. En ausencia de una condición patológica, la luteína contribuye a la salud general de los ojos, a menudo mejorando la condición de fatiga o dolor ocular, independientemente de la edad.

La deficiencia de ciertos antioxidantes puede provocar el síndrome del ojo seco crónico, por lo que se recomienda el uso regular de ácidos grasos omega-3 y omega-6, así como los antioxidantes ya mencionados, la zeaxantina y la luteína.

La melatonina es otro suplemento que puede servir para la salud general y la prevención de estados de enfermedad. La melatonina contribuye directamente a la prevención de la degeneración macular, controla la pigmentación ocular y protege las células epiteliales oculares del estrés oxidativo.

Aditivos para el tratamiento de ciertos estados patológicos.
Presión intraocular y glaucoma.

La presión intraocular es una presión alta causada por losl líquidos en el ojo y puede provocar glaucoma, que se manifesta como nervio óptico dañado y pérdida de visión.

Citicolina es una fuente de acetilcolina bioactiva que promueve la función cerebral. Tomar citicolina en casos de presión intraocular mejora la vista y la salud ocular, pero no ayuda a tratar la enfermedad. También es posible que se use Alpha-GPC que posee una función similar y es otra forma de acetilcolina. La forskoline (Coleus forskolii) es una hierba que ayuda significativamente a la presión intraocular. No solo se reducen los síntomas sino también la presión ocular. Los estudios han concluido que los beneficios se obtienen tanto de gotas de la solución acuosa de forskoline como de una ingesta oral de 200 mg por día. Sin embargo, la mayoría de las pruebas orales se realizan en combinación con otros suplementos dietéticos, por lo que se necesitan estudios adicionales sobre la toma de forskoline solo.

La melatonina también regula la presión intraocular a través del receptor de melatonina al suprimir la acción de la adrenalina. Tres miligramos de melatonina durante 6 meses dieron como resultado una estabilización o una leve mejoría en la mayoría de los pacientes.

La astaxantina es un antioxidante que tiene la propiedad de proteger los tejidos oculares del daño provocado por alta presión intraocular.

El ginkgo biloba es otro poderoso antioxidante que influye el glaucoma. Tomar de 80 mg a 2 veces al día mejora drásticamente el flujo sanguíneo en pacientes con glaucoma sin afectar adversamente la presión intraocular. El resultado final es una mejora en la visión.

Neovascularización coroidea

La neovascularización coroidea se caracteriza con la construcción de nuevos vasos sanguíneos en el espacio coroideo del ojo. Esta es a menudo la causa de la maculopatía degenerativa.

Tomar astaxantina tiene un efecto positivo en la enfermedad cuando se relaciona con la edad. El efecto positivo se debe a las propiedades protectoras antioxidantes y al efecto antiinflamatorio.

Conjuntivitis alérgica

Tomar ginkgo biloba en forma de solución ocular mejora dramáticamente los síntomas de la conjuntivitis alérgica, también conocida como «ojo rosado».

Síndrome de Sjögren

El síndrome de Sjögren también se conoce como «ojo seco» y se caracteriza por irritación y picor en los ojos.

La ingesta de n-acetil cisteína (NAC) suprime los síntomas del síndrome y es eficaz contra la irritación ocular.

¿Dónde podemos encontrar los suplementos adecuados?

En el mercado puedes encontrar varias compañías de nutrición famosas que ofrecen una gama completa de vitaminas, minerales y antioxidantes. Uno de los líderes del mercado es la empresa  BioHerba.

Sus  productos se distinguen por la calidad y las formas potentes de los suplementos nutricionales. En su catálogo puedes descubrir  Vitamina C-500, betacaroteno natural de 25,000 UI, vitamina E de tocoferoles mixtos, glicinato de zinc bioactivo o L-Optizinc (monometionina de zinc). BioHerba ofrece también un potente aceite de pescado Ultra Omega-3, así como los poderosos antioxidantes Lutein y Astaxanthin.

Una de las propuestas especiales de la empresa es  un” alimento dorado”: el famosísimo hongo chaga. Uno de los más codiciados por sus propiedades extraordinarias. Asi mismo es conocido como “nariz de carbón” , se puede encontrar en Europa del Norte, Europa del Este y Rusia en bosques de abedul,  de donde es originario.

Conclusión

Es importante destacar que los suplementos nutricionales se usan para ser saludables y para la prevención general. Incluso con un plan nutricional estricto, no hay forma de garantizar que  la visión no va a empeorar o que va a evitar el inicio de algunos estados de enfermedad.

El uso de ciertos suplementos dietéticos tiene un efecto preventivo y reduce el riesgo sin excluirlo por completo. El uso de otros complementos alimenticios ayuda a tratar algunos estados patológicos sin ser considerados como  medicamentos. No puede confiar en estos suplementos para el tratamiento completo de las enfermedades oculares.

El artículo usa fuentes – vea la lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *